Soy Antonio Bistouras. Me he convertido en fotógrafo por dos motivos
El primero, el vocacional.
Vocacional, porque desde pequeño veía a mi padre tras su vieja cámara captando futuros recuerdos para nosotros y yo deseaba hacer lo mismo.
Y en eso llevo ya bastantes años, experimentando, probando nuevos objetivos, nuevas miradas, nuevos ángulos, nuevas formas de plasmar un mismo evento.

Y el segundo por la “necesidad”.
Soy de la generación del ´58, y en aquellos años no era habitual tener cámaras fotográficas a mano.
Las pocas que existían iban enfocadas el mercado profesional o al que se lo pudiera permitir
Fue el caso de mi padre, que en cuanto pudo se compró una Canon analógica y con ella nos dejó algunas de las pocas imágenes que tengo de mi infancia y la de mis hermanos.
Decidí pues dejarle a mis hijos lo que yo he llamado mi “legado audiovisual”, quería y quiero construir para mis hijos un mundo de recuerdos, y que puedan,si así lo deciden disfrutar de las imágenes de su infancia en el futuro.

Cualquier momento, cualquier excusa es buena para ponerme tras alguna de mis cámaras y ver la vida tras el objetivo!
Mi objetivo a corto plazo; las cámaras mirrorless
Desadme suerte!